General Acha: La primera capital pampeana

El nombre de la ciudad tiene su origen en el homenaje de un general militar argentino, Manuel Jorge Campos, a otro, Mariano Acha. Por iniciativa del fundador de la ciudad, Campos, una zona del valle pampeano conocida hasta entonces como “Quetré Huitrú Lauquen” (caldén solo junto a la laguna) fue bautizada como General Acha, en honor al militar unitario que había enfrentado a las fuerzas rosistas hasta su asesinato en 1841.

Fundada el 12 de agosto de 1882, General Acha no tenía hasta entonces una población propia. Pero el pueblo creció rápidamente, sobre todo tras la decisión de declararla, en 1884, capital del territorio pampeano, categoría que conservó durante 16 años, hasta 1900, cuando se le asignó ese estatus a Santa Rosa del Toay. Esa resolución generó resistencia en la población, descontenta por la traslado de los organismos de gobierno a más de 100 kilómetros de la ciudad. Ese malestar derivó en una pueblada denominada “Revolución de General Acha”, que fracasó, ya que muchos de los líderes rebeldes fueron detenidos y trasladados a Santa Rosa.

La llegada del Ferrocarril Sur a la General Acha, en 1896, favoreció el crecimiento poblacional. Según datos oficiales, la ciudad pasó de casi 900 habitantes urbanos en 1895 a más de 3 mil residentes en 1914. Actualmente, con más de 12 mil habitantes, General Acha es la tercera ciudad más poblada de La Pampa, detrás de Santa Rosa y de General Pico.

Al igual que las demás ciudades de la provincia, General Acha tiene como principal actividad económica la agricultura y la ganadería. El escudo de la ciudad da cuenta de esa realidad: lo protagonizan el sol, un campo arado, una cabeza vacuna, una espiga de trigo, una mano, una fábrica y un candén (árbol autóctono). Además, en General Acha se fundó en 1977 una de las empresas líderes en la producción de placas de yeso: Durlock.

La ciudad es un importante centro de servicios para quienes viajan por la ruta 152 en el trayecto entre Buenos Aires y Neuquén (y demás localidades del área montañosa de la Patagonia).

A 15 kilómetros hacia el norte de General Acha, se encuentra el balneario Laguna de Utracán, que es uno de los principales centros recreativos durante el verano para pasar el día o acampar. La laguna posee aguas salitrosas, se practican en ella deportes náuticos, y está rodeada de una cadena de médanos y de bosques, que ostentan una gran diversidad de fauna.

Nota completa publicada en AreaUrbana 63

  Compartir en:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !