Sistema de tunelería horizontal dirigida

Con 22 años de trayectoria, Protunel se ha convertido en una de las empresas líder del país en tunelería horizontal dirigida. Este sistema, que se comenzó a desarrollar en los países centrales para la ejecución de cruces de autopistas, de calles, de canales, de ríos y de vías férreas; ha ganado terreno y ya se aplica en otro sinnúmero de soluciones.

Protunel utiliza este sistema para la instalación de redes de agua, de luz, de gas, de fibra óptica y de cloacas; en suma, para todo tipo de servicios.

Según la compañía, el resultado de un proceso de perforación está montado sobre tres patas: el equipo, los lodos de perforación y el personal.

Respecto de los equipos, los mismos tienen diferentes potencias, tanto de tiro como de rotación. Protunel utiliza equipos de la marca Vermeer. Una correcta selección del equipo de acuerdo a la potencia y al lugar de trabajo (campos o zonas suburbanas y urbanas), que además define el tipo de oruga (goma o acero), permite una optimización en la tarea.

Los lodos también deben ser perfectamente seleccionados. Si bien son llamados bentonita, la conjugación de la mezcla de productos a utilizar influye en un buen resultado, ya que existen plastificantes, lubricantes, encapsuladores, modificadores, precipitadores.

La tercera pata es el personal, la más importante de todas, ya que los dos puntos anteriores pueden ser adquiridos por cualquier empresa. Solo la experiencia y la capacitación del personal pueden llevar a buen término trabajos dificultosos. El equipo de Protunel está consolidado como tal desde hace más de 15 años, y sus integrantes han sido capacitados en la Argentina, en Brasil y en Estados Unidos.

Más allá de esos tres pilares, no se puede desconocer la importancia del sistema de detección, que permite determinar en la perforación piloto la línea, el ángulo, la profundidad, la temperatura de la mecha y la carga de baterías (tanto del emisor como del detector). Los equipos de última generación permiten determinar la posición exacta de la cabeza de perforación, anticipándose a la próxima barra a instalar, lo cual permite corregir antes de que una desviación se produzca.

El sistema consiste en un tren de barras, que se unen en forma roscada para conformar un tren de perforación que lleva en su punta el emisor de señal, que es la guía y permite avanzar con rotación o generar cambios de línea, actuando como timón.

Una vez ejecutada la traza piloto (en el centro del túnel) inyectando los lodos de perforación a través de las barras huecas, se sale al otro lado de la interferencia (calle, ruta, río). Desde allí, trabajando por tracción, se pasan distintos expansores que permiten generar los recortes de suelo, que son trasladados por los fluidos de perforación, estabilizando y compactando el túnel. Una vez alcanzado, con sucesivas pasadas, el diámetro requerido, se procede a traccionar la cañería para dejarla instalada dentro del túnel.

A los efectos de ejecutar un cruce con tunelería horizontal dirigida, se puede utilizar preferentemente cañería de acero o de polietileno de alta densidad (PEAD).

Protunel ha logrado diferentes respuestas a problemas de difícil solución. En los años 2001 y 2002, aplicando un concepto que se usaba en EE.UU. para la remediación de suelos contaminados, se ejecutó en Diamante, provincia de Entre Ríos, una red de 20 mil metros de drenes sobre toda la barranca, que logró estabilizar los derrumbes que se producían. Ese trabajo salvó una innumerable cantidad de viviendas al estabilizar totalmente el suelo con un sistema por gravedad.

Nota publicada en AreaUrbana 64

  Compartir en:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !