Tendencias en arquitectura recreativa y deportiva

La arquitectura es, entre otras muchas cosas, un idioma, una forma de comunicarse.

Refleja ideas, sueños e intenciones. En este caso, la tomaremos como la manifestación de anhelos o propuestas que han sido aceptadas tácita o expresamente por la sociedad en la que nos toca vivir y vamos construyendo.

Particularmente nos referiremos a los espacios generados para la recreación y el deporte han ido cobrando en nuestra comunidad (pequeña y a la vez globalizada) una importancia cada vez mayor.

Cada sociedad o cultura tuvo una relación diferente con el tiempo-espacio del ocio y con la actividad física. Los anfiteatros griegos y el Coliseo aparecen rápidamente en nuestra memoria cuando mencionamos estos temas. Ambos han sido espacios de manifestaciones culturales y de entretenimiento y claramente expresan lo que contenían.

El deporte, tal como lo conocemos hoy, fue tomando forma apoyado en una rica historia que se inicia con las actividades físicas con mayor o menor cantidad de reglas, y continúa con la incorporación de elementos propios de un espectáculo de masas y también de prácticas y celebraciones rituales y religiosas.

Todo esto se fue incorporando y también en la infraestructura que debió responder no solamente a aspectos funcionales, sino a valores simbólicos e intangibles.

Durante las últimas décadas estos procesos sinérgicos y de valoración de las instalaciones para el deporte y la recreación se aceleraron, impulsados por los medios de comunicación y el reconocimiento de los beneficios del deporte y la recreación sobre la salud individual y colectiva.

La recreación es cada día más valorada.

El deporte, a su vez, ha cobrado dimensiones que quizás no haya tenido nunca. Se acerca al ritual religioso de las actividades físicas de los griegos pero toma una forma de mucho más alto impacto cotidiano, tal como los que tenían los espectáculos romanos. Crueles y paganos.

 

Nota publicada en AreaUrbana 57

  Compartir en:

José Abel Autor

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !