Areco: lo que se impulsa lo financia el municipio

Francisco Durañona, dialoga con AreaUrbana sobre cómo avanza su gestión en San Antonio de Areco, un municipio histórico que desde el 2011 logró triplicar el turismo y el desarrollo de las economías locales. Uno de los pocos municipios que cuenta con un sistema educativo municipal compuesto por parques maternales, iniciales, primarios, secundarios y hasta centros universitarios totalmente financiados por el gobierno local.

Se presentó como candidato a intendente de San Antonio de Areco en 2007, pero fue recién en 2008, tras elecciones internas, que Durañona preside el Partido Justicialista de San Antonio de Areco. En 2011 vuelve a postularse como candidato a Intendente y derrota al Diputado Andrés María Antedoménico (Udeso) con el 57% de los sufragios. En octubre de 2015 vence en las elecciones generales y continua al frente del Ejecutivo municipal. Obtiene el 47,93% de los sufragios.

¿Qué es lo más importante que logró en su gestión?

Lo más importante es que cumplimos las metas que nos propusimos en la campaña de 2011, que formaba parte de una planificación integral para el desarrollo de Areco con sustentabilidad, y que 8 años después la cumplimos con creces. Entre ellas, la más destacable es la Universidad Nacional de San Antonio de Areco, el Parque Agroindustrial Juan Hipólito Vieytes, la Agencia Municipal de Hábitat (que facilitó 5.000 soluciones habitacionales), la Empresa Municipal de Saneamiento SANEAR, que se ocupa de agua, cloaca y desagües pluviales que nos permitió pasar del 20 al 85% de cobertura cloacal, al 100% de agua potable, y el avance en la resolución de la problemática hidráulica estructural.

¿Cuáles fueron los principales desafíos de la gestión municipal?

Cumplir con esas metas, adaptarnos a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para 2030. Estamos convencidos del rol de los gobiernos locales en el SXXI, el espacio donde se implementan las políticas públicas y estos 18 puntos del desarrollo sostenible. Encontramos un municipio endeudado, con mala capacidad fiscal, baja cobrabilidad, gran dependencia de las transferencias de Provincia y Nación que generaban limitaciones en la autonomía política, y una mirada muy conservadora respecto de las posibilidades de desarrollo del municipio a partir de la gestión local. Fuimos avanzando, y con 8 años de gestión, pudimos dejar de lado muchas dificultades.

La nota completa en AreaUrbana73

  Compartir en:

José Abel Autor

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !