Recolección de residuos: replicable en todo el país

Carolina Casares, Directora Ejecutiva de Proyectar ONG, habla sobre el programa Barrio Limpio. Una iniciativa que busca implementar una nueva metodología de recolección y clasificación de residuos en barrios vulnerables, donde no acceden los prestadores del servicio.

El programa Barrio Limpio tiene como objetivo principal diseñar, implementar y evaluar una metodología para recolectar y clasificar basura en los barrios vulnerables y asentamientos de emergencia. Según su Directora Ejecutiva, Carolia Casares, los principales objetivos son:

*Implementar un sistema de recolección y clasificación de los RSU.

* Diseñar una estrategia económica-financiera que permita la sustentabilidad de la recolección en el tiempo.

* Desarrollar las habilidades y conocimientos de los habitantes para que puedan gestionar el programa con éxito.

* Establecer las alianzas estratégicas necesarias para el lanzamiento, el funcionamiento y la sustentabilidad del programa. Las instituciones involucradas son el Estado (Municipal, Provincial y Nacional), ONGs, empresas y sector público.

El Río Reconquista finaliza en el delta del Río de la Plata y recorre, antes de desembocar, dieciocho municipios de la provincia de Buenos Aires. En las márgenes del río y sus afluentes es usual encontrar barrios vulnerables en zonas bajas e inundables. En estos barrios carenciados viven aproximadamente 1.500.000 de personas distribuidas en 437 asentamientos ilegales.

En estas poblaciones el sistema de recolección de basura es altamente ineficiente por la dificultad que existe en la recolección y la logística de los residuos sólidos urbanos (RSU). La imposibilidad de circulación de los camiones recolectores dentro de los barrios hace que las estrategias formales para la recolección de basura sean infructuosas. Como consecuencia se desarrollan estrategias informales para la disposición de la basura, a veces similares entre sí y a veces distintas, dependiendo del barrio y/o municipio.

Estas estrategias son muy ineficientes y ponen en riesgo el medioambiente y la salud de sus habitantes. Encontrar volquetes repletos de basura o basurales incinerados a cielo abierto a la vera del río son realidades cotidianas. La acumulación de basura para ser arrastrada por la creciente es otro de los modos más habituales para gestionar los RSU en los barrios vulnerables.

No existe en la actualidad un sistema de recolección de basura para los asentamientos ilegales. Estos se caracterizan por estar constituidas por viviendas precarias, sin planificación y donde no cuentan, en la mayoría de los casos con las NBS (Necesidades Básicas Satisfechas), es decir, que no cuentan con los servicios básicos de agua, electricidad y cloacas. Éste es el contexto en el que el programa se propone diseñar una metodología para la recolección de residuos. Esta metodología no está probada, está en proceso de ser diseñada, y lo estará durante su desarrollo. Por supuesto que se comienza con una propuesta, pero es importante entender que la metodología final es una construcción producto del trabajo realizado. “No se probará lo que sabemos, se diseñará junto con las propias poblaciones la solución a la recolección de residuos, allí donde el sistema formal no lo hace”, explica Casares.

El programa propone, entonces, dar respuesta a un problema estructural. La metodología desarrollada busca generar un sistema alternativo a las compañías de recolección pero que, a su vez, se acople a lo que ya funciona. Se propone diseñar una metodología para retirar eficientemente la basura de los barrios y que la misma pueda estar disponible para el reciclado o lista para su disposición final.

“El objetivo final es destinar fondos públicos para abonar el costo del acarreo de los RSU secos y limpios de los pobladores de los barrios vulnerables para que terminen siendo clasificados, compactados y enfardados en Plantas de Acopio. El resultado de las Plantas es redireccionar los RSU secos y húmedos hacia el reciclaje, cuando fuese posible, o a una disposición final adecuada. Entendemos como una responsabilidad pública resolver el acarreo de la basura para su tratamiento”.

  Compartir en:

José Abel Autor

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !