Alianza público-privada en la economía verde

“Desde el CEDyAT sabemos que los grandes desarrollos científico y tecnológicos producido durante las últimas décadas junto con la globalización, si bien en sus origen fue esencialmente bueno, en la actualidad vemos que causó dos daños colaterales como el cambio climático y una creciente desigualdad”expresó el Director Ejecutivo de la Unidad de Vinculación Tecnológica referente del sector público en la Argentina.

Durante la jornada de formación profesional  “Hacia la Competitividad de la Economía Verde”realizada en la ciudad de Buenos Aires, se trabajó con un abordaje integral sobre la importancia de las alianzas público-privada como motor del desarrollo sustentable, Fabián Ruocco, destacó que la respuesta al cambio climático ha de provenir de la acción de una sociedad innovadora productivamente y empleos futuros sustentables.

Ruocco, además señaló que la respuesta por parte de la comunidad internacional llegó con dos acuerdos históricos: el Acuerdo Climático de París y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, que en estos días se están tratando en sus aspectos técnicos en la COP 23 en Bonn, Alemania.

En este contexto, Argentina potenciará la competitividad basada en alianzas de vinculación tecnológica público-privadas como las que gestiona e implementa el CEDyAT en el marco de la Ley 23877 impulsando las iniciativas de I + D en los nuevos escenarios que surgen de la sinergia eficaz entre los diversos sectores.

“El problema real es su cumplimiento por parte de los países que han firmado el Acuerdo”, dijo el titular de la CEDyAT quien señaló como positivo que “la buena noticia es que la ciencia objetivamente está del lado correcto ante el calentamiento global”.

La industria global está preparada para cumplir con la mayor parte de las reducciones de emisiones necesarias para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París, pero una asociación más estrecha entre las políticas nacionales e internacionales, y la estrategia de implementación junto con los gobiernos ayudará a las empresas a tomar más medidas, y más rápidas.

“En el encuentro internacional de la Cumbre Verde realizado hace un mes en la provincia de Córdoba, los premios nobeles de la Paz,  entre ellos Barack Obama, expusieron claramente que, gracias a las nuevas tecnologías, la economía verde es la economía del futuro. El negocio de la ecología es el mejor negocio y, al mismo tiempo sirve para generar beneficios y a su vez buscar el bien común”, manifestó.

En la misma situación “se encuentran las tecnologías de la información y la comunicación, la inteligencia artificial, la biotecnología u otras formas de innovación que permitirán un desarrollo y crecimiento para todo el mundo”, añadió.

El Director Ejecutivo también destacó la importancia de prever los potenciales impactos negativos que supondrá esta importante evolución tecnológica, ante lo cual resulta cada vez más necesaria la participación de la sociedad civil y la obtención por parte de cualquier proyecto de la Licencia Ambiental.

“La respuesta no es detener el desarrollo, la respuesta es ser capaces de adaptar la manera en que trabajamos en nuestro país, para que seamos capaces de anticipar estas tendencias en vez de responder a ellas tardíamente como sucedió en el pasado, en especial en los procesos de la diversificación de la matriz energética incorporando las renovables”, dijo Ruocco.

Esta situación provocará un cambio paradigmático en la Argentina y necesitará una inversión que surja de la alianza público-privada, destacó.

Finalmente, llamó a los asistentes a debatir seriamente el impacto de esta nueva visión en los aspectos necesarios para promover un marco social, político y económico favorable para el desarrollo innovador del país.

  Compartir en:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gracias por su comentario !